Lecturas ...

Rudyard Kipling

Joseph Rudyard Kipling (Bombay, India Británica, 30 de diciembre de 1865 - Londres, Gran Bretaña, 18 de enero de 1936) fue un escritor y poeta británico.

Sus padres fueron Alice Kipling (MacDonald) y John Lockwood Kipling, oficial del ejército británico y además experto escultor y alfarero, que enseñó escultura arquitectónica en la recién fundada Escuela Jejeebhoy de Arte e Industria en Bombay.

La pareja había viajado a la India a comienzos de 1865, se habían conocido dos años antes en Inglaterra, Staffordshire, cerca del lago Rudyard, cuyo nombre le pondrían a su primer hijo.

Autor de relatos, cuentos infantiles, novelas y poesía. Se le recuerda por sus relatos y poemas sobre los soldados británicos en la India y la defensa del imperialismo occidental, así como por sus cuentos infantiles.

Algunas de sus obras más populares son la colección de relatos «El libro de la selva» (1894), «El segundo libro de la selva» (1895), «Historias como éstas» (1902), «Puck, El duende de la colina » (1906). Igualmente, es autor de los poemas «Mandalay» (1890), «Gunga Din» (1892) y «Si...serás hombre, hijo mío» (1910) que son los más conocidos. Y la novela «Kim» (1901), «El hombre que pudo ser rey» (1888) y la colección «Simples cuentos de la colina» (1888).

En su época fue respetado como poeta y se le ofreció el premio nacional de poesía «Poet Laureat» en 1895 (poeta laureado), la Orden del Mérito del Reino Unido y el título de «Sir» del Imperio Británico en tres ocasiones, honores que rechazó. Sin embargo, aceptó el Premio Nobel de Literatura de 1907, el primer escritor británico en recibir este galardón y el más joven ganador del premio Nobel de Literatura (a los 42 años).



Poemas


¡Nunca desistir!


Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir,
Cuando ofrezca tu camino sólo cuestas que subir,
Cuando tengas poco haber pero mucho que pagar,
Y precises sonreír aun teniendo que llorar,
Cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir,
Descansar acaso debes, pero nunca desistir!

Tras las sombras de la duda, ya plateadas, ya sombrías,
Puede bien surgir el triunfo, no el fracaso que temías,
Y no es dable a tu ignorancia figurarse cuan cercano,
Puede estar el bien que anhelas y que juzgas tan lejano.

Lucha pues por más que en la brega tengas que sufrir.
¡Cuando todo esté peor, más debemos insistir!

Si en la lucha el destino te derriba,
Si todo en tu camino es cuesta arriba,
Si tu sonrisa es ansia satisfecha,
Si hay faena excesiva y vil cosecha,
Si a tu caudal se contraponen diques,
Date una tregua, ¡pero no claudiques!

Porque en esta vida nada es definitivo,
Toma en cuenta que: todo pasa, todo llega y todo vuelve.


Si... serás hombre, hijo mío!


Si puedes mantener intacta tu firmeza,
Cuando todos vacilan a tu alrededor,
Si cuando todos dudan, fías en tu valor,
Y al mismo tiempo sabes exaltar tu flaqueza;

Si sabes esperar y a tu afán poner brida,
O blanco de mentiras esgrimir la verdad,
O siendo odiado, al odio no le das cabida,
Y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad;

Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey,
Si piensas y el pensar no mengua tus ardores,
Si el triunfo y el desastre no te imponen su ley,
Y los tratas lo mismo como dos impostores;

Si puedes soportan que tu frase sincera,
Sea trampa de necios en boca de malvados,
O mirar hecha trizas tu adora quimera,
Y tornar a forjarla con útiles mellados;

Si todas tu ganancias poniendo en un montón,
Las arriesgas osado en un golpe de azar,
Y las pierdes, y luego con bravo corazón,
Sin hablar de tus perdidas, vuelves a comenzar;

Si puedes mantener en la ruda pelea,
Alerta el pensamiento y el músculo tirante,
Para emplearlo cuando en ti todo flaquea,
Menos la voluntad que te dice adelante;

Si entre la turba das a la virtud abrigo,
Si no pueden herirte ni amigo ni enemigo,
Si marchando con reyes del orgullo has triunfado,
Si eres bueno con todos pero no demasiado;

Y si puedes llenar el preciso minuto,
En sesenta segundos de un esfuerzo supremo,
Tuya es la tierra y todo lo que en ella habita,
Y lo que es más serás hombre, hijo mío!


Bibliografía :

- es.wikipedia.org,
- fr.wikipedia.org,
- legissa.ovh.
retour