Lecturas ...

Oración de San Francisco de Asís


Señor, haz de mí un instrumento de vuestra paz;
Que allí donde haya odio, ponga yo amor;
Que allí donde haya ofensa, ponga yo perdón;
Que allí donde haya discordia, ponga yo armonía;
Que allí donde haya error, ponga yo verdad;
Que allí donde haya duda, ponga yo la fé;
Que allí donde haya desesperación, ponga yo esperanza;
Que allí donde haya tinieblas, ponga yo luz;
Que allí donde haya tristeza, ponga yo alegría.
Oh, Divino Maestro, concédeme:
Que no busque ser consolado sino consolar;
Que no busque ser comprendido sino comprender;
Que no busque ser amado sino amar.
Porque dando es como se recibe,
Olvidando es como se encuentra,
Perdonando es como se es perdonado,
y muriendo en ti es como se resucita a la vida eterna.
Amén.


Oraciones


En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espiritu Santo. Amen.

Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
y perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación;
mas líbranos del mal.
Amén.

Ave Maria

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas la mujeres y bendito el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Gloria

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos.
Amén.

El Credo de los Apóstoles

Creo en Dios Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor;
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen;
padeció bajo el poder de Poncio Pilatos,
fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendió a los infiernos.
Al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la diestra de Dios Padre;
desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia Católica,
la comunión de los Santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de los muertos,
y la vida eterna.
Amén.

Acto de contrición

Pésame, Dios mío, y me arrepiento de todo corazón de haberos ofendido. Pésame por el infierno que merecí y por el cielo que perdí. Pero mucho más me pesa, porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como Vos. Antes querría haber muerto que haberos ofendido, y propongo firmemente no pecar más y evitar todas las ocasiones próximas de pecado.
Amén.

El Angel de la Guarda

Ángel de mi guarda dulce compañía no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes sólo que me perdería.
Amén.

Oración para Antes de las Comidas

Bendícenos, Señor, y bendice estos alimentos que dados por tu bondad vamos a tomar. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Oración para Después de las Comidas

Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.


Las Bienaventuranzas

(Mateo 5:3-12)

Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.
Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.
Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados aquéllos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de Mí.
Regocíjense y alégrense, porque la recompensa de ustedes en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que ustedes.


Los 10 Mandamientos de Dios

1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.
2. No tomarás el nombre de Dios en vano.
3. Santificarás las fiestas.
4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
5. No matarás.
6. No cometerás actos impuros.
7. No hurtarás.
8. No dirás falso testimonio ni mentirás.
9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
10. No codiciarás los bienes ajenos.


Bibliografía :

- marypages.com,
- santisimavirgen.com.ar,
- webcatolicodejavier.org.
retour