Lecturas ...

Contra el aburrimiento


Lo primero que hay que hacer cuando estés aburrido es no hacer nada. Es el remedio más sencillo, radical y casi infalible contra el aburrimiento. Pero, para la mayoría de nosotros es casi imposible de cumplir.

Siéntate y observa las divagaciones de tu mente. Vigila tus costumbres día tras día. Conócete a ti mismo.

Ver como te aburres es el primer paso para abrir la puerta a tu potencial inexplorado. Observa como actúas habitualmente y comenzarás a tener diferentes experiencias en tu conocimiento solitario.

Tu aburrido mundo se volverá más amplio y más interesante.

Para llevar una vida feliz, es necesario poseer un cierto poder para soportar el aburrimiento; pues, el tedio es parte inevitable de la vida.

Una generación incapaz de soportar el hastío, será una generación de hombres pequeños.


“Do nothing with nobody all alone by yourself,”
by Robert Paul Smith, 1958



retour